La tormenta pasó y el ánimo cambió. Luego de un martes muy complicado, Sebastián Guayasamín y Ricardo Torlaschi completaron la cuarta etapa sin mayores complicaciones. Encontraron buen ritmo desde el inicio y fueron avanzando. El Polaris se comportó a la perfección y el resultado parcial es positivo.

Cruzaron la meta en la 27ma colocación entre los T4 y ambos se mentalizan en disfrutar la competencia, no cometer errores y enfocarse en la rampa del 15 de enero teniendo en cuenta que el tiempo cedido ayer los dejó muy lejos de la lucha por la competencia.

«Infinitos son los kilómetros recorridos, también las horas arriba del auto pero las ganas de lograr el objetivo son más fuertes que nada. No nos para nadie», expresó contento Torlaschi y añadió: «Tuvimos una linda etapa, estamos felices, se rompió la caja al llegar al vivac así que no nos complicó nada. Seguimos la aventura».

 
La de mañana, quinta de la competencia, unirá las ciudad de Riad y Al Qaisumah, y tendrá 456 km de especial. Según detalla la organización, será fundamental poner en práctica la paciencia en esta especial larga y difícil.
 
Varios elementos contribuirán a disminuir la velocidad media, entre ellos un tramo importante de dunas en mitad de la especial y numerosas rocas que tapizan algunas pistas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here