El piloto de Vista Flores tuvo que abandonar la competencia final de la Clase 2, apenas iniciada, por un inconveniente en el motor.

 

Maxi Martínez llegó a la cuarta fecha del Zonal Cuyano, en el autódromo Ciudad de San Martín, con muy buenas sensaciones debido a que  su última incursión en ese escenario había terminado en victoria.

Pero el piloto de Vista Flores, a bordo de su Toyota Etios atendido por el equipo de Nicolás Magadán, no tuvo un buen fin de semana. Si bien tuvo una buena clasificación, después en la serie sufrió un recargo por falsa largada, que lo mandó hacia atrás. Y luego todo se desmoronó en la final, cuando solo girar siete vueltas por un problema en la planta impulsora.

“La verdad es que fue una fecha totalmente mala para nosotros. Llegamos con la firme intención de sumar buenos puntos y nos vamos sin nada porque en la serie me adelanté en la largada y ya en la final me duró apenas una vueltas, porque increíblemente se rompió una bujía. Voy a dejar pasar unos días y evaluaré cómo seguir, porque así no está bueno”, dijo el piloto de Vista Flores, que marcha séptimo en el certamen con 94 unidades.

La próxima incursión de Maxi Martínez en el Zonal Cuyano será el 8 de agosto, en escenario todavía a confirmar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here